jueves, febrero 28, 2019

Bar Pueblo Viejo

El Pueblo Viejo es el más reciente de mis descubrimientos cantinescos. Aun y con el poco tiempo que tengo de frecuentarlo, me atrevería a asegurar, sin temor a equivocarme, que es una de las 5 mejores cantinas que hay en Monterrey; tanto por su comida, ubicación, ambiente, servicio al cliente, precios... pero sobre todo por su comida.

Conocí el Pueblo Viejo apenas el año pasado gracias a un cliente frecuente del club/cantina Revolución: aquel señor del que les platiqué en el escrito de la semana pasada; ése que, estando yo un jueves sentado en la barra de dicho establecimiento, se acercó desde la mesa del fondo para invitarme a unirme al banquete que él y su grupo de amigos septuagenarios habían llevado; costumbre que repiten todos los jueves desde hace ya algunos años. 

Total que ya entrados en la plática, el don del Revo me dijo que, si me gustaba comer bien, tenía que ir al Pueblo Viejo. Y pues me quedé en blanco, pues confieso que nunca había escuchado hablar de tal lugar. Cuando me explicó en dónde estaba ubicado el lugar, me sacó mucho más de onda, pues por un tiempo ésa fue mi ruta casi diaria para salir a la avenida Constitución, pero nunca me percaté de que en esa calle había una cantina (y mucho menos una cantina de esa calidad).

La ubicación del Pueblo Viejo es la siguiente: yendo por Héroes del 47, pasando Washington, hay un puente entre el edificio La Capital (donde dicen que vive nuestro flamante gobernador) y el río Santa Lucía. Al bajar ese puente hay una bifurcación: la calle que da para la izquierda, hacia Felix U. Gómez, es la calle Tacuba. Ahí sobre esa calle, en el número 1600, está el bar Pueblo Viejo.

Con apenas 20 años de existencia, creo que esta cantina se convertirá en un clásico, como lo son el Indio Azteca y la Zacatecas; y también en un referente del buen comer en nuestra ciudad. Y ´ora verán por qué lo digo.

El menú del Pueblo Viejo es variado y de muy buena sazón. Hay cortadillo norteño, mariscada empanizada con papas, filete de pescado al gusto, caldo de mariscos, camarones al gusto, chuletas en salsa y  -lo que en pocos lugares de la ciudad ofrecen, si no es que en ninguno- ¡criadillas de toro a la mexicana! Sí, estimad@s lector@s: en el Pueblo Viejo sirven testículos de toro en salsa para comer. Échenle un vistazo a las fotos (ya que de la vista nace el amor) e imaginen los aromas y sabores de estos platillos:
Mariscada. ¡Las papas! Tan sencillas y tan sabrosas, porque no son "de bolsa".
Cortadillo norteño con frijoles y bolsa de chile piquín, para los valientes que quieran sudar un poco.
Filete a la Ramiro (o a la  Rubén, jaja, no me acuerdo; pero es el nombre del cliente que lo inventó)
Las míticas criadillas de res.
La comida en el Pueblo Viejo se sirve de 1 a 7 de lunes a viernes, y los sábados de 1 a 5. Los platillos cuestan $120 pesos y la cerveza $26, al igual que los refrescos. Se supone que al lugar sí entran mujeres, pero las 5 ó 6 veces que he ido, no he visto ninguna (salvo la señora que atiende las mesas). Este bar tiene también un patio amplio y techado donde hay un asador, y, ¡bendito sea el señor!: NO HAY MÚSICA. Sí, así es, amiguit@s: en este lugar todavía hay gente que no tiene pedos con estar calladitos, tranquilitos, escuchando su respiración y sus pensamientos sin temor a suicidarse o a conocerse a sí mismos; gente que no siente que entró a un velorio nada más porque todo está en silencio y en paz.

Otra cosa que me llamó mucho la atención de este lugar y me pareció algo muy chingón: cliente que llega, cliente que dice "¡Buenas tardes!" para todos, y si conoce a alguien de la barra, se agarra saludando a todos los que están sentados en ella. También entran vendedores de todo tipo, y me ha tocado ver que los clientes son muy espléndidos con ellos. Entran boleros, señores que venden cintos, sombreros, carteras, tamales y hasta una señora con sus hijas pequeñas que vende pays, rebanadas de pastel y galletas. Como dato curioso: de las 5 ó 6 veces que he ido, dos personas me han invitado cervezas porque resultan conocidos del conocido del conocido de alguien en común, jaja.
El señor que vende tamales. El de negro le pidió como 10 docenas para el día siguiente, para un evento
Y bueno, como toda cantina, el Pueblo Viejo tiene sus personajes folclóricos, pero quien sobresale de entre todos ellos es don Cuco, el cantinero: una enciclopedia andante del Monterrey antiguo. Don Cuco te conoce todas las cantinas modernas y de antaño de la ciudad; todas las calles, restaurantes, boticas, carnicerías y tienditas que ahora son sólo fantasmas del ayer. Don Cuco se acuerda de todos los clientes, de los papás de los clientes, de los hijos de los clientes y ex clientes, de sus profesiones, de sus orígenes... ¡de todo! Tiene una memoria privilegiada el señor. Y es que de niño don Cuco trabajó como repartidor en un negocio de hielo, y parte de su trabajo era ir a surtir de hielo todas las cantinas del centro de la ciudad; por lo que, con el paso del tiempo, fue coincidiendo de nuevo con aquellos clientes asiduos a las cantinas desaparecidas de su infancia y juventud. La verdad, platicar con don Cuco es un vívido viaje al pasado. Ah, y aparte hace trivias: " A ver si usted sabe... ¿cómo se llamaba la cantina que estaba en bla bla bla?", y te dice nombres de colonias y esquinas y referencias y los nombres antiguos de las calles del Monterrey de hace 50 años, mientras garabatea en una servilleta flechas y círculos. Todo un personaje el cantinero del Pueblo Viejo.

En fin, estimados lector@s, esto es todo por esta semana. Todavía me falta conocer al cocinero de este lugar y probar uno que otro platillo, por lo que seguiré yendo el mes que entra. Espero topármelos por ahí algún día de estos. ¡Salud!
Don Cuco tomándose un break después de andar en chinga en la hora pico del bar.

10 comentarios:

Susy Blog dijo...

Pues si se antoja cada uno de los platillos!!!
Saludos y buen blog

Reynaldo Sanchez dijo...

Muy buenas tus reseñas de cantinas Guffo.

Reynaldo Sanchez dijo...

Deberias escribir un libro sobre cantinas

Pedro Almaraz dijo...

Que chidas tus reseñas !!

Guffo Caballero dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios. Nos seguimos leyendo. Buen jueves.

kino dijo...

felicidades muy buen blog. sigue así

Unknown dijo...

Excelente lugar

Unknown dijo...

ExekExel lugar yo he probado en lo personal las chuletas al chile quipin y mmmm deliciosas!

Óscar gamez dijo...

Yo en lo personal he probado las chuletas de cerdo al chile quipin y están deliciosas

Óscar gamez dijo...

Yo en lo personal he probado las chuletas de cerdo al chile quipin y están deliciosas